martes, 9 de junio de 2009

Letras



1. “Más frecuente y más culto es el empleo de la desinencia” (SECO, 1998) para el plural de las vocales, que son femeninas todas.
Ej.: de a es aes, de e es es, de i es íes, de o es oes, de u es úes

2. Para las letras que empiezan por consonante se emplea la desinencia, a fin de pluralizarlas.
Ej.: de b es bes, de c es ces, de k es kas

3. “Las palabras acabadas en -y pueden formar el plural de dos maneras” (TORREGO, 2007).
Ej.: de ley es leyes, de ay es ayes. (Se añade -es).
Ej.: de gay es gays, de póney es poneis. (Se cambia la y por i y se añade -s).

4. En torno a la y, también es importante resaltar que su presencia como conjunción dentro de una frase no obstaculiza el uso de los signos de puntuación. En buena cuenta, el autor coloca una coma donde se precisa una pausa de lectura, al margen de la vocal que antecede o que prosigue.
Ej.: pagó los caramelos, las galletas y las gaseosas, y salió de la tienda. (La conjunción y enlaza toda la proposición anterior y no solo el último término).
Ej.: la libertad es un derecho y, a veces, una responsabilidad. (Se añade un comentario o precisión informativa).
Ej.: los instrumentos de precisión comenzaron a perder exactitud a causa de la tormenta, y resultaron inútiles al poco tiempo. (Se recomienda usar una coma si la expresión es especialmente larga. Tomado de www.uamenlinea.uam.mx).

No hay comentarios:

Publicar un comentario