viernes, 29 de mayo de 2009

Del sismo y otras complejidades (miscelánea)


Seis muertos y medio centenar de heridos luego del sismo que sacudió Honduras a la hora que solo los gallos cantan y los perros aúllan. Centroamérica, pequeña franja de tierra entre dos océanos como debiera de ser el Paraíso, sintió el remezón en una escala variable; en buena cuenta, la calamidad no sabe de fronteras y no precisa de pasaportes: hay damnificados en El Salvador, en Guatemala…

En cuanto a América del Sur, la noticia viró hacia el lado de la tecnología. Telefónica hizo saber que “el sismo causó la rotura de un tramo del cable de fibra óptica submarino que viaja por el océano Pacífico y que lleva la comunicación internacional de datos e Internet hacia nuestra región” (El Comercio, 29 de mayo de 2009).

Cabe agregar que, literalmente, nuestra existencia ―la virtual y más― depende de un hilo.

2 comentarios:

  1. Según el comunicado de Telefónica, la unica consecuencia fue la disminución de la velocidad en que viajan los mensajes por Internet. Digamos que, de medio lentos, pasamos a lentos por un tiempo breve.

    ResponderEliminar